La tecnología emergente que amenaza a Facebook y Google

Jaime Quirós – En pleno siglo XXI nadie duda que internet es el futuro. No dejan de aparecer conceptos asociados a la red que en muchos casos no acabamos de entender. Y uno de los últimos es el blockchain. Viene pisando fuerte y amenaza a los intermediarios. Expertos en la materia coinciden en que se trata de un concepto difícil, pero llegan a la conclusión de que es un método de registrar lo que ocurre en internet a distintos niveles y que llega para quedarse. Cuando se realiza una acción por internet normalmente hay un supervisor que comprueba las operaciones y te permite realizarlas: con el blockchain este supervisor deja de existir.

Una de las incógnitas que rodean a este concepto es quién lo maneja. La respuesta es que nadie lo controla, funciona a través de un consenso detrás del cual no hay una identidad concreta. Precisamente aquí es donde nace la confianza en dicho sistema. No dejas tus datos en manos de alguien que después puede utilizarlos para beneficio propio, simplemente una tecnología basada en mini supervisores los maneja y facilita tus acciones en la red. Además, se trata de registros entrelazados y cifrados, por lo que protegen incluso más tu privacidad.

Este sistema de registro es una prueba más de los avances de la tecnología a los que tienen adaptarse las empresas. Parece que los bancos ya han empezado a reaccionar, pero no son los únicos que deben hacerlo. De hecho, el tema es clave para su futuro.

El blockchain puede perjudicar, y mucho, a empresas expertas en manejo de datos como Google (GOOG GOOGL), Facebook (FB) y Youtube. Actualmente, cuando un usuario realiza una búsqueda en Google, es esta empresa la que guarda esos datos y los utiliza en futuras ocasiones. Con el blockchain se pretende acabar con ello para que no haya un intermediario entre el usuario y sus acciones en internet.

Los expertos en esta tecnología quieren ir más allá. Por ejemplo, en la Universidad Pontificia de Comillas han desarrollado un sistema conocido como nodo blockchain universitario. Su finalidad es facilitar la relación entre los alumnos y los centros universitarios, acercarlos de una forma más sencilla y facilitar el intercambio de información entre ambos con seguridad casi absoluta.

El blockchain, como su propio nombre indica, hace alusión a una cadena de bloques que, en un futuro no muy lejano, será aplicada a casi cualquier transacción internacional. Asumiremos este sistema igual que tenemos asumidos los que usamos actualmente. De hecho, el cambio será seguramente casi sin darnos cuenta. La tecnología que cambia nuestra vida avanza a pasos agigantados y el blockchain es una prueba más de ello.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Blockchain, la palabra mágica que abre las puertas de un trabajo muy bien pagado

“Los corredores de datos: el mercado que comercia contigo y no lo sabes”

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Tomado de Yahoo Noticias

Client Portal